La historia de los globos terráqueos

La historia de los globos terráqueos

Sep 16, 2022 | Blog | 0 Comentarios

Los antiguos griegos fueron los primeros, pero el primer globo terráqueo que se conserva data de ca. 1492 y se atribuye a un comerciante y astrónomo alemán. 

La historia de los globos terráqueos

Todos sabemos que un globo terráqueo es un modelo proporcional de la Tierra que se puede usar con fines didácticos o decorativos. Suele mostrar la división política de los países o mostrar los relieves terrestres con sus ríos y los mares.

 

Por definición, un globo terráqueo es una esferas en las que se representa la superficie terrestre, o modelos tridimensionales de la Tierra. La circunferencia de la Tierra es casi exactamente de 40 millones de metros. Por ello,​ muchos globos están hechos con una circunferencia de un metro de perímetro, por lo que son modelos a escala de la Tierra a una escala de 1/40 millones.
 

La Tierra tiene ca. 40 millones de metros, por lo que se suele usar una escala de 1/40 millones. 

Eso quiere decir que una distancia de un centímetro en este globo representaría 400 kilómetros en la vida real. También se pueden encontrar globos terráqueos de otros tamaños.
 
 
Los astrónomos helenísticos establecieron la esfericidad de la Tierra en el siglo III a.C. y ya entonces se construyeron los primeros globos terráqueos, aunque no se ha conservado ninguno. Pero desafortunadamente, hoy no se conservan globos terrestres de la Antigüedad o de la Edad Media.
 

Los antiguos griegos fueron los primeros, pero el primer globo terráqueo que se conserva data de ca. 1492 y se atribuye a un comerciante y astrónomo alemán. 

 
El globo terrestre existente más antiguo fue construido en la década de los 1490 por Martin Behaim (1459-1537) con la ayuda del pintor Georg Glockendon. Behaim era un comerciante, astrónomo y geógrafo alemán al que se le atribuye esa primera esfera terráquea. Trabajando en Núremberg (Alemania), llamó a su creación el «Globo Terrestre de Núremberg». Hoy en día es conocido como el «Erdapfel«.
 
Antes de construir el globo, Behaim había viajado mucho. Vivió en Lisboa en la década de 1480. Lisboa, como es lógico por situación geográfica era base de grandes descubridores y navegantes de la época. Desde la actual capital lusa, el alemán participó en el desarrollo de los intereses comerciales mezclándose con exploradores y científicos. En 1485-1486, se embarcó con el explorador portugués Diogo Cão a la costa de África Occidental. Posteriormente, comenzó a construir su globo terrestre después de su regreso a Núremberg en 1490.

¿Buscas globos terráqueos antiguos originales?

Desde las Nuevas Galerías del Rastro, te recomendamos que visites Globoterráquea en su showroom. Se trata de uno de los negocios de España en globos terráqueos, mapas e ilustraciones originales de referencia.

Más información en

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete − 6 =

Tal vez te interese…